RedCLARA utiliza cookies para ofrecer la mejor experiencia web posible.

Al continuar y utilizar este sitio, usted acepta que podamos almacenar y acceder a las cookies en su dispositivo. Asegúrese de haber leído la Política de Cookies. Saber más

Acepto

Klaas Wierenga: “Cuando la infraestructura es un problema, servicios de Confianza e Identidad son un gran aporte de valor a las instituciones”

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Él es el “padre” de eduroam, ejerce importantes roles en la red paneuropea GEÁNT y es un experto en Confianza e Identidad, tema que compartirá con la comunidad TIC latinoamericana entre 2 y 4 de septiembre, en Cancún, Mexico, en TICAL2019 y el 3er Encuentro Latinoamericano de e-Ciencia. Estamos hablando del holandés Klaas Wierenga, nuestro entrevistado de hoy. Con buen humor, Wierenga cuenta un poco sobre la historia de su famoso desarrollo, comenta los planes para TICAL y reflexiona sobre como Europa y Latinoamérica pueden colaborar de forma aún más eficiente.

RedCLARA: Eres conocido mundialmente por ser "la mente por detrás de eduroam", pero ¿quién es el Klaas del día a día en GEÁNT, más allá del desarrollador de la herramienta de roaming académico?

Klaas Wierenga: Cuando regresé a la comunidad de I&E hace 2,5 años (después de nueve años en Cisco) me uní al equipo ejecutivo de GEÁNT como Director de Apoyo a las Comunidades. Mis principales responsabilidades eran administrar los Oficiales de Desarrollo de Proyectos y racionalizar y desarrollar el Programa de Identidad y Confianza de GEÁNT (eduroam, eduGAIN, etc.). Después de algunos cambios internos, ahora también soy responsable por las relaciones con los socios (relaciones con las RNIE europeas) y el compromiso de investigación (relaciones con las comunidades científicas).

De todas formas, tenemos que hablar sobre este gran desarrollo. ¿Cómo se te ocurrió la idea de eduroam? ¿Cómo fue el proceso desde la idea hasta la implementación?

Bueno, creo que esta es una historia de estar en el momento adecuado, en el lugar correcto y tener la suerte de trabajar con una comunidad talentosa, unida y dedicada.

Todo comenzó con una pequeña idea. En SURFnet, donde estaba trabajando en ese momento, teníamos una infraestructura RADIUS para nuestro servicio de acceso telefónico a Internet y estábamos probando 802.1X en dormitorios de estudiantes. Se me ocurrió que podríamos combinar ambas tecnologías para admitir el acceso de invitados a WiFi. Había un estudiante, Paul Dekkers (ahora presidente del Comité Global de Gobernanza de eduroam), que estaba buscando un proyecto de graduación, así que presenté mi idea y le pedí que hiciera una prueba de la implementación del concepto. Cuando la Universidad de Tecnología de Twente se me acercó para preguntarme si tenía alguna idea para su próxima adquisición de campus inalámbrico, sugerí lo que ahora se llama eduroam. En esa época, también estaba esta niña que venía a trabajar para TERENA, Licia Florio (hace 12 años que estamos casados) a quien se le pidió que organizara un taller sobre movilidad conmigo, donde a Tim Chown, de la Universidad de Southampton, le gustó la idea y así ocurrió el primer roaming internacional. 

En ese momento, la iniciativa comenzó a ganar impulso. Finlandia, Portugal, Alemania, Noruega, todos se involucraron y comenzaron su propio despliegue, y antes de que lo supiéramos, Eduroam se convirtió en un gran revuelo. GEÁNT luego tomó Eduroam y lo convirtió en un servicio adecuado. Mientras tanto, también en otras partes del mundo comenzó a suceder eduroam. En América Latina, Leandro Guimarães, Antonio Carlos Nunes, Alejandro Lara Molina y otros hicieron un gran trabajo con el apoyo de José Manuel Macias, de RedIRIS en España.

Cuando caminas alrededor del mundo y la conexión con eduroam funciona en un lugar donde no sabías que se implementó, ¿qué sientes?

Todavía recuerdo la primera vez que tuve eso pasó. Caminaba por el centro de París y de repente me llegaban correos electrónicos en mi teléfono. Tenía miedo de que, por accidente, hubiera dejado el servicio móvil de GSM en mi teléfono y obtuviera una factura costosa, pero resultó que estaba al lado de un edificio de la Universidad de Sorbonne. Me sentí increíblemente orgulloso. Y cuando noté que había eduroam en el Museo Smithsonian, en el aeropuerto de Estocolmo o Ginebra, también me sorprendió gratamente. Lo más gracioso que sucedió a ese respecto fue cuando un colega de Cisco que no me conocía y que me escuchó hablar sobre el roaming WiFi me dijo que mirara esta cosa que la comunidad académica había desarrollado llamada eduroam.

Eres un "multitarea", involucrado en muchas áreas dentro de GEÁNT. ¿Cuál será el enfoque de su participación en TICAL2019?

Bueno, debo admitir que la razón número uno de querer estar en TICAL es reunirme con todos mis amigos de toda América Latina, algunos de los cuales no veo hace mucho tiempo. Sabiendo que mis colegas Tom Fryer y Enzo Capone son más que capaces de lidiar con la colaboración internacional y los problemas de redes, probablemente me centraré en las áreas temáticas más cercanas a mi corazón: Confianza e identidad, también porque creo que esa es el área donde el enfoque en América Latina necesita estar cada vez más. Con BELLA, la conectividad está recibiendo un impulso, y aunque me doy cuenta de que eso no impregna inmediatamente los campus, realmente creo que las RNIE en la región deberían mostrar un valor "por encima de la red". Ah, y por supuesto, mi objetivo es mejorar mi español que se destruyó al hablar demasiado italiano en los últimos 12 años, habiéndome casado con una italiana.

Entre sus funciones en GEÁNT se encuentra justamente el trabajo en el área de "Confianza e identidad", un gran desafío para América Latina, dado que algunos de nuestros países no tienen redes académicas o infraestructura adecuada. ¿Qué desafíos encontró en Europa en esta área y cómo puede América Latina aprender de esta experiencia?

Las personas que crearon las RNIE en Europa, y creo que también en América Latina, son en su mayoría personas de redes. Eso, por supuesto, tiene mucho sentido, ya que es allí donde estaban los desafíos en Europa y, en gran medida, todavía están en América Latina. Esto, junto con el hecho de que costos con Confianza e Identidad son mucho menores, hace que los gerentes en las RNIE y las universidades a menudo presten menos atención a lo que está sucediendo en esta área.

En relación a las federaciones de identidad, estábamos sufriendo por el hecho de que cada país inventó la rueda por su cuenta, y la armonización en todos los países en lo que ahora es eduGAIN fue difícil. Para eduroam, la situación fue muy diferente, todos siguieron el ejemplo de lo que Europa estaba haciendo, lo que llevó a un entorno técnico mucho más homogéneo. Lo que América Latina puede aprender de estas experiencias es que AHORA es el momento de actuar. Hay algunos ejemplos excelentes en América Latina, entonces hay que asegurarse de que la comunidad en general se beneficiará de estas experiencias. Creo que en aquellos países que no tienen una RNIE establecida, RedCLARA puede desempeñar un papel importante para garantizar que también en esos países la comunidad de investigación y desarrollo reciba un buen servicio. También debe recordar que para la identidad federada no se necesita mucho en términos de capacidad de red o recursos informáticos, por lo que especialmente cuando la infraestructura es un problema, servicios de Confianza e Identidad son un gran aporte de valor a las instituciones.

¿Qué es necesario para que se creen más comunidades de investigación entre Europa y América Latina y cómo el proyecto BELLA puede beneficiar a las dos comunidades en este sentido?

No creo que haya que crear más comunidades, ¡creo que ya existen! Lo que se necesita es apoyar a esas comunidades.  Hemos visto que iniciativas como "Enlighten your research", por ejemplo, pueden ser de gran ayuda.