RedCLARA utiliza cookies para ofrecer la mejor experiencia web posible.

Al continuar y utilizar este sitio, usted acepta que podamos almacenar y acceder a las cookies en su dispositivo. Asegúrese de haber leído la Política de Cookies. Saber más

Acepto

Memoria Institucional RedCLARA 2018

somos redclara

Aspectos Financieros

Con el análisis de los balances y los estados contables al 31 de diciembre 2018 de nuestra Cooperación Latino Americana de Redes Avanzadas, CLARA,  se puede concluir que, si bien algunas variables se deterioraron, los cambios permanentes en la estructura de costos de la red, aunados a un modelo de contratación de servicios de telecomunicaciones -que incorpora los costos de mantenimiento como parte de la inversión- y la ampliación del portafolio de productos y servicios de RedCLARA, permitirán una paulatina recuperación de la salud financiera de la organización en los años próximos. 

En el 2018 se produjo una disminución de los haberes en activos corrientes, correspondientes a deudores y cuentas por cobrar, ya que se decidió aprovisionar un monto importante de la deuda de parte de ciertos miembros como incobrable.  Algunas de las deudas reflejadas en ejercicios anteriores ya tenían varios años de antigüedad y había una muy baja probabilidad de lograr el pago de esas deudas. 

Igualmente, se procedió a incorporar algunas provisiones adicionales, en particular por la deuda del miembro venezolano de RedCLARA, teniendo en cuenta que la situación que está atravesando el país no muestra señales de recuperación. Nuevamente, esas provisiones afectaron también la diferencia observada entre el Patrimonio y los Activos No Corrientes, que hubiera sido positiva en el otro caso.
 
En el 2017 y el 2018 se hicieron cambios a las cuotas de membresía y de conectividad, y una reducción muy significativa (de más del 95%)  de los precios del Internet comercial, impactando favorablemente la estructura de costos de las redes nacionales. Estas decisiones, necesarias para favorecer la sustentabilidad de las redes nacionales, redujeron la facturación total de RedCLARA por los conceptos tradicionales. Esto, en nuestra perspectiva, genera un déficit de corto plazo que se verá compensado por una mayor fortaleza y capacidad financiera en el mediano plazo por parte de las redes miembros.

Eso resultó, junto a la provisión por deudas incobrables mencionada, en una peor relación activos corrientes/pasivos corrientes. La proporción de activos corrientes a pasivos corrientes se ubicó en un 71%. En cuanto a la liquidez, se deterioró la relación de cuentas por cobrar / facturación en el año 2018, debido a un mayor atraso en los pagos de varios de los miembros de CLARA. Esta situación tiene como consecuencia un incremento en las cuentas a pagar y una mayor presión sobre el efectivo disponible, que requerirán ajustes y esfuerzos adicionales en los años subsiguientes.  La perspectiva, sin embargo, es positiva debido al ahorro muy significativo en los costos operativos y a una política de gastos conservadora, lo que permitirá corregir una situación frágil que ha venido afectando a la organización en los últimos años.  

En cuanto a la reducción de costos de operación, los esfuerzos realizados durante el año han permitido implementar cambios que generarán ahorros en el orden de los 600.000,00 euros anuales. Corresponde aproximadamente a un tercio de los costos de operación del año 2017. Este ahorro solo impacta parcialmente los resultados del año 2018 por la fecha en que se completaron. A esto se sumaría una reducción modesta en el nivel de costos de administración, pero que solo resulta evidente al restar de los costos administrativos totales la provisión por incobrables, que infla puntualmente el total y no permite dejar en evidencia la tendencia más estructural de reducción.

El nivel de amortizaciones se mantiene en proporción lineal a los activos intangibles (IRU), que constituyen la mayor parte de los activos no corrientes.

Las dificultades para honrar sus compromisos de varios de los miembros han generado fuertes presiones sobre el flujo de caja y han llevado a un incremento de las cuentas por pagar. Para corregir esta situación, durante los próximos años se deberá implementar una gestión de cobranzas más estricta, para que el pago de los aportes previstos y aprobados se pueda realizar oportunamente. 

A pesar de ello, es importante destacar que la gestión de cobranzas ha sido flexible para apoyar a los miembros de RedCLARA que se han visto afectados por cambios de gobierno y otras circunstancias de su entorno. Con el desarrollo de nuevos productos, servicios y las inversiones del proyecto BELLA, se implementará esta nueva política de cobranzas de una forma que ayude a las redes miembros a generar sus propios ingresos y que de esta manera puedan estar en condiciones de realizar los pagos a tiempo.

El Patrimonio se redujo por el peso de las amortizaciones de los activos intangibles (los IRUs) y debido a la importante provisión de los incobrables. Sin embargo, las importantes inversiones en curso, gracias a financiaciones externas como los Proyectos BELLA-T y BELLA-S, con importantes contribuciones de la Unión Europea, de RedCLARA y de las redes socias del proyecto BELLA, que apoyan el fortalecimiento de la infraestructura necesaria para la operación de la Red, contribuirán a una recuperación del patrimonio en los próximos años.


Estados Financieros

POR EL EJERCICIO ANUAL FINALIZADO EL 31 DE DICIEMBRE DE 2018
Estado de situación financiera al 31 de diciembre de 2018

Estados Financieros


Estados Financieros

POR EL EJERCICIO ANUAL FINALIZADO EL 31 DE DICIEMBRE DE 2018
Estado de resultados por el ejercicio anual finalizado el 31 de diciembre de 2018
Estados Financieros